mayo 22, 2024

Cifras y Conceptos en alianza con Poderosas presenta Índice de Poder de Decisión enfocado en salud sexual y reproductiva

Por Priradiotv.com Abr29,2024 #Colombia #Salud

Entre los resultados se encontró que el programa de educación integral para la sexualidad implementado por Poderosas Colombia logra aumentar en promedio un 16% del poder de decisión en materia de salud sexual y reproductiva.

La consultora en evaluación y análisis de datos Cifras y Conceptos se une con la ONG Poderosas Colombia para presentar el Índice de Poder de Decisión, un instrumento que permite medir el conocimiento, la actitud y la percepción sobre cuatro dimensiones en materia de derechos sexuales y reproductivos: autonomía, autoconocimiento, igualdad de género y diversidad e inclusión. Como lo indicó Poderosas, la implementación de este IPD permite evidenciar cómo la educación en derechos sexuales y reproductivos puede impactar para el pleno ejercicio de estas facultades.

El objetivo de este lanzamiento es socializar los primeros resultados de la implementación de este instrumento en programas de educación integral para la sexualidad que lleva a cabo Poderosas en Barú (Cartagena), Soacha (Cundinamarca) y la localidad de Kennedy, en Bogotá. De esta manera, la ONG busca poner en conocimiento la importancia de medir la autonomía y el impacto de intervenciones para fortalecerla, con la posibilidad de garantizar derechos sexuales y reproductivos en estos territorios y el resto del país.

Los resultados del estudio evidencian que la educación integral para la sexualidad implementada por Poderosas Colombia logra aumentar en promedio un 16% del poder de decisión en los y las participantes. Estos resultados convierten al Índice de Poder de Decisión en una potente herramienta para medir y transformar la capacidad de tomar decisiones sobre el cuerpo y la sexualidad, especialmente en jóvenes.

Metodología innovadora para estudios de su categoría

De acuerdo con Mariana Sanz De Santamaría, fundadora y directora de Poderosas, la ONG desarrolló el Índice de Poder de Decisión (IPD) para evaluar el impacto de los Círculos de Educación Integral para la Sexualidad (CEIS) en la adquisición de conocimientos sobre derechos sexuales y reproductivos, así como en los cambios de percepciones e imaginarios que se tienen frente al tema. De este modo, el IPD se convierte en un indicador cuantitativo que permite identificar la incidencia que tiene el proceso educativo realizado en los CEIS en jóvenes, por medio de cuatro dimensiones que tienen diferentes valores en el cálculo total del índice:

1. Autonomía: Esta dimensión se centra en la capacidad de las y los jóvenes para tomar decisiones informadas sobre su vida sexual y reproductiva (52%).

2. Autoconocimiento: Esta dimensión se centra en el conocimiento y la comprensión que las y los jóvenes tienen de su cuerpo, sus derechos y su sexualidad (22%).

3. Igualdad de género: Esta dimensión se centra en el reconocimiento y la valoración de la igualdad entre hombres y mujeres, incluyendo la igualdad de oportunidades, derechos y responsabilidades (19%). 

4. Diversidad e inclusión: Esta dimensión se centra en el respeto y la aceptación de la diversidad sexual y de género, incluyendo la diversidad de identidades, expresiones y orientaciones sexuales (7%).

Con un cuestionario anónimo de 47 preguntas aplicado al inicio y al final del proceso, el IPD revela el progreso de cada participante relacionado con las cuatro dimensiones evaluadas. Cada pregunta tiene un valor porcentual asignado, que se basa en su relevancia para la dimensión respectiva. Las respuestas de cada uno de los cuestionarios, tanto del momento inicial como del final, se codifican y son analizadas con el objetivo de calcular el porcentaje total en cada dimensión, multiplicando el valor de cada respuesta por el porcentaje asignado a la pregunta.

Resultados significativos y diferencias por regiones

Uno de los resultados más destacados en todas las ciudades fue la mejora en los conocimientos sobre derechos sexuales y reproductivos, métodos anticonceptivos y salud sexual, lo que sugiere que el proceso formativo de Poderosas logró crear conciencia sobre estos temas. El estudio también reveló un mayor conocimiento sobre la violencia basada en género —y cómo actuar en caso de sufrirla—, métodos de cuidado menstrual, interrupción del embarazo, al igual que aspectos como identidad de género, diversidad e inclusión. En Kennedy, por ejemplo, al finalizar el estudio, un 2% de la población consultada se identificó como “otro” género sin haber manifestado esta identidad al inicio del ensayo.

Frente a los resultados por dimensión, en Soacha los indicadores que presentaron una mayor variación fueron el IPD Autonomía, que evalúa la toma de decisiones informadas sobre la vida sexual y reproductiva, pasando de un 56% de consciencia al inicio del estudio a un 86%, y el IPD de Autoconocimiento, que pasó de 52% a 82%. Ambas categorías tuvieron 30 puntos porcentuales de diferencia, el incremento más alto de todo el estudio

En Barú, los IDP Autonomía e Igualdad de Género fueron las dimensiones con mayor crecimiento, pues ambas categorías reportaron un 76% de consciencia al finalizar el estudio, con 16 y 14 puntos porcentuales de diferencia respectivamente. Por su parte, la localidad de Kennedy, en Bogotá, reportó resultados importantes en los IDP Autoconocimiento y Diversidad e Inclusión. Mientras que la primera dimensión ganó 17 puntos porcentuales, la segunda obtuvo 14 puntos al finalizar los Círculos de Educación Integral para la Sexualidad. 

El estudio concluyó que la región que mostró un mejor incremento en el IDP total fue Soacha, con una variación del 24% —pasando de 60% a 84% luego de los ciclos de educación—, mientras que Barú y Soacha reflejaron un crecimiento del 14% por igual.

La vocera de la ONG resalta que el proyecto de Poderosas no solo se enfoca en la construcción de conocimientos, sino también en el cambio de paradigmas, imaginarios y formulación de nuevos proyectos de vida. Para Sanz De Santamaría, esto se refleja no solo en un cambio en las perspectivas personales de los y las participantes, sino también en las dinámicas familiares. “Nuestro objetivo es promover un mayor poder de decisión en todos los ámbitos, fortaleciendo la autodeterminación, la igualdad de género y la libertad. Uniéndonos, podemos crear entornos en los que todas las personas puedan ejercer su poder de decisión y alcanzar su pleno potencial”, concluye.

Aquí podrás consultar el IPD completo. 

 

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *