Miércoles, 30 Diciembre 2015 17:31

Juez absuelto!

Written by
Rate this item
(0 votes)

Corte Suprema absuelve a juez que sentenció  a

Ecopetrol pagar $ 541 mil millones a ex trabajadores

 

.- Los cargos patrocinados por la Fiscalía General llevaron al Tribunal Superior de Bogotá a condenar con cien meses de prisión al ex juez 23 Bernardo Morales Casas.

 

.- La Corte Suprema de Justicia lo absolvió de los cargos,  por ser infundados.

 

 

La Corte Suprema de Justicia ha puesto fin al proceso penal que cursaba contra el ex–juez 23 Civil del Circuito de Bogotá,  BERNARDO MORALES CASAS, a quien absolvió de los cargos de prevaricato por acción, prevaricato por omisión y falsedad ideológica,  que cinco años atrás ECOPETROL había formulado en contra de este funcionario judicial. De paso revocó la sentencia condenatoria que diez meses antes había emitido la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá.

El caso contra el juez MORALES CASAS se originó porque a este funcionario correspondió conocer en el año 1997 un Proceso de Rendición de Cuentas que los ex-trabajadores de la petrolera agrupados en el fondo FONCOECO promovieron contra ella, quienes alegaban desconocer las sumas correspondientes al 3% de las utilidades anuales de ECOPETROL que desde 1962 su Junta Directiva había aprobado entregar como participación para ellos y que para 1997 aún no habían sido concretadas. Luego de múltiples vicisitudes, el 16 de Diciembre de 2005 el Juez MORALES CASAS dictó sentencia y en ella resolvió el incidente de objeción a un dictamen propuesto por la demandante FONCOECO, declarando que la petrolera estatal adeudaba a sus ex-trabajadores una suma superior a $541 mil millones de pesos.

Esta suma fijada por el juez en su sentencia fue establecida por un auxiliar de la justicia dentro del trámite de un dictamen pericial practicado durante el mencionado proceso civil, dictamen que al no haber sido oportunamente objetado por el apoderado de la demandada ECOPETROL quedó en firme, por lo que en la sentencia proferida por MORALES CASAS resultó acogido.

La petrolera estatal interpuso todo tipo de recursos e incidentes tratando de controvertir el resultado del dictamen pericial, pero el juez MORALES CASAS los desestimó aduciendo e insistiendo que ya había vencido la oportunidad legal para objetar el resultado de la pericia. Meses después esta determinación del juez fue confirmada por la Sala Civil del Tribunal Superior de Bogotá.

Ante ello ECOPETROL optó por denunciar penalmente al juez MORALES CASAS a quien acusó de haber incurrido en los delitos de prevaricato por acción, por omisión y falsedad ideológica pues –alegó la petrolera– el juez obró dolosamente no solo cuando acogió sin reservas el dictamen pericial, sino porque pese a sus reclamos se abstuvo de modificar la decisión tomada, sindicándolo además de haber afirmado falsamente que sí se había notificado el auto que ordenó correr traslado del dictamen pericial a la demandada ECOPETROL. Tales cargos, patrocinados por la Fiscalía General de la Nación, fueron acogidos por la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá quien en sentencia de primera instancia proferida en Febrero 24 de 2015 condenó al juez a pagar una pena de cien meses de prisión, una multa de setenta salarios mínimos legales e inhabilitación para el ejercicio de derechos y funciones públicas.

Como la sentencia fue apelada por la defensa de MORALES CASAS así como por el Ministerio Público, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia al resolver la apelación y pese a la oposición que presentó tanto la Fiscalía como ECOPETROL, encontró inadecuados los planteamientos condenatorios de la Sala Penal del Tribunal Superior y en su lugar estableció que el juez inculpado,“a pesar de considerar que ECOPETROL no debía rendir cuentas a FONCOECO porque la demandante no estaba legitimada para exigirlas ni ostentaba el derecho aducido, el juez MORALES CASAS debió, por orden del superior jerárquico, tramitar la rendición de cuentas”.

Más adelante dijo también la Corte en su reciente fallo que “El Tribunal considera doloso que MORALES CASAS no aceptara la tesis del apoderado de ECOPETROL sobre la ausencia de notificación del auto que ordenó el traslado del dictamen. Sin embargo ese argumento carece de fundamento porque la evidencia documental copiada señala que sí se concretó la notificación, pues el proveído ostenta la constancia impuesta por el secretario del juzgado, donde se consigna su inclusión en el estado 153 del 30 de Agosto de 2004, sello y firma que no ha sido cuestionadas o tachadas de falsedad material o ideológica… Con todo, si se considera que incurrió en una falencia en la elaboración del aviso, la misma no es atribuible al juez sino a la secretaria encargada por disposición legal de esa labor, acorde con lo estatuido en el artículo 321 del Código de Procedimiento Civil.”

La absolución con que la Corte Suprema de Justicia benefició al juez BERNARDO MORALES CASAS no solo ha puesto fin a una situación judicial que venía generando preocupación e incertidumbre en los jueces civiles cuando éstos en su diaria labor quedan forzados a proferir fallos que no favorecen a una de las partes litigantes, sino que también marca un favorable cierre definitivo en torno al examen de la conducta de un juez que se vio envuelto en una causa penal promovida por quien no resultó beneficiada con la determinación que hubo de tomar dentro de un proceso civil que venía conociendo.

 

 

Read 174937 times Last modified on Miércoles, 20 Enero 2016 15:05

13844 comments

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.